Marcianos al Ataque
Cultura

Encuentros Musicales del Primer Tipo

Por: José Enrique Plata |Marzo 07 de 2016

Nuevamente la música logra convocarnos y lo hace para demostrar que ella bien puede reunir ánimos e intereses tan diversos como necesarios. Lo que empezó como una jornada sonora para gozar de buenos artistas en el 2010, se convirtió en uno de los eventos musicales más importantes en la agenda cultural nacional. 

Así es. El Festival Estéreo Picnic ha logrado darle a Bogotá y al país un punto de referencia no solo en lo musical; también se ha convertido en un lugar para ver tendencias en diseño y los impulsos creativos en indumentaria, gastronomía e independencia. Para una ciudad que por años vio pasar artistas en aviones cuando iban al sur del continente o cuando regresaban a sus casas en Estados Unidos o Europa, este festival se convirtió en la posibilidad de ser un reflejo de ánimos y de sonidos sin par.

No desconocemos esfuerzos previos en lo público y lo privado; lo que queremos es que la música fluya y que ella sea capaz de reunir un público que pueda decir que ha logrado tener algo importante en su vida y su paso por este espacio terrenal.

A través del festival hemos podido ver rock, electrónica, pop y más estilos. Han desfilado artistas de Colombia, Estados Unidos, Puerto Rico, Argentina, Alemania, México, Chile, Venezuela y otros países. Este año, enfilamos nuestros ojos y oídos a una oferta sonora que une puntos alrededor del mundo; justo para que Bogotá bien las disfrute.

Si fuéramos idealistas, podríamos tener tres versiones nuestras; Una para cada escenario y que cada una pudiera ver de principio a fin todo lo que se presenta desde el inicio hasta el fin.

Así habría espacio para todo; para la sorpresa o para corrobar. Pero no se puede. Así que tendremos que concentrar esfuerzos y buscar aquello que logre darnos alegría y que pueda además hacernos soñar. ¿Podría hacerlo todo el festival? Claro, es un evento que no pasa todos los días y que esperamos con muchas ganas; así que tendremos que concentrarnos en cinco cosas.

Cinco motivos que harán particular el Festival para nosotros:

1. Die Antwoord: Parece música siniestra del futuro, pero es una muestra de cómo los beats se vuelven frenéticos.

 

2. Francisca Valenzuela: Esta chilena nos ha ido cautivando con su pop sofisticado; pero también por ser una artista activista que bien quiere que se abran más espacios para las mujeres. Esta es una iniciativa que bien aplaudimos en el arte y la tecnología.

 

3. Los Pirañas: Estos personajes proyectan lo tropical y lo hacen dar vueltas de qué manera. Ya han cautivado al país y México los espera pronto. 

 

4. The Flaming Lips: Una banda sobreviviente y transgresora. Una banda que hace de la psicodelia su motivo musical, pero que con pop y rock, nos da lecciones de amor y confusión.

 

5. Kanaku y el Tigre: Perú se ha convertido en un centro musical interesante en los últimos cinco años. De allí tenemos cumbia, rock, electrónica y propuestas como esta, que no solo ha sido aceptada en el continente. También de ella se habla en Inglaterra y Alemania.

VOLVER AL BLOG